miércoles, mayo 13

Mas que pena, vergüenza

Como decía mi madre, "si no lo digo, reviento" y, como experiencia personal, "mas nunca" se me ocurrirá atender a eso que llaman "sesión sobre el estado de la Nación" observando boquiabierto a ese espectáculo que nos ofrecieron esos dos líderes de nada y, para pena, uno de ellos Presidente de esta nación... "Se me caían hasta los palos del sombrajo", que también decía mi madre en aquellos días de casetas en nuestra Playa de la Puntilla.

Vergüenza, indignación, pena y tanta rabia observando esa opereta de diles y direles entre el uno y el otro sin atisbo alguno de otra cosa que no fuera la seguridad de representar un papel ante las cámaras de televisión, mientras los de uno u otro bando jalean a este o aquel.... y mientras todo cuanto decían parecía tan vacío como cada una de sus acciones, movimientos y gestos, demostraron que los curso de oratoria, los consejos de sus asesores y las jornadas de "telegenia" dan sus frutos entre los líderes de opinión y sus "opiniones a sueldo".

Mientras tanto parados, mayores, estudiantes, jubilados, amas de casa, jóvenes avejentados y la mayoría de este pueblo, el español, seguimos esperando que estos a los que pagamos con nuestros impuestos sean conscientes de cual es su papel en lugar de representarlo ante los medios.

Por este nuestro pueblo, mientras tanto, se acabó la feria pendientes del nuevo Rocio (que ya te contaré de estos hermanos de esa hermandad...esa es otra!) y rogando al Cielo a través de San Judas Tadeo (si consigues entrar en la iglesia del "Hospitalito" sino, con la estampita junto a la cama) además de salud y trabajo, ya puestos... para que nos conceda el milagro de despertar a este pueblo abriéndonos los ojos ante tanto sinvergüenza!

Lo dicho y cada vez con mas razón...¡Ya está bien, NO les votes, BOTALOS!

2 comentarios:

  1. Hay que encontrar métodos de expresar la protesta de los ciudadanos en las votaciones y expresar el sentimiento democrático de rechazo a los partidos, programas y sobre todo a los políticos; que no a la democracia en sí misma. Es necesario que la gente manifieste su censura y aversión a la política tal como está planteada, en las pocas ocasiones que se abren los colegios electorales para consultarnos. Debemos tener la posibilidad de ejercer el derecho al rechazo de las actitudes de perversión democrática de los partidos y de los profesionales de la política, y hacerlo de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y crítica. Por eso creo que lo primero que hay que hacer es… ¡botarlos!
    Votaré en blanco, es decir sobre vacío. Sirva o no sirva me da igual, pero así declararé mi firme oposición a la corrupción del sistema y a los mercachifles de la política que ahora nos gobiernan.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo19/5/09 8:06

    Bienvenido al club!

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita!